¿Qué es una auditoría SEO?

Antes de conocer qué es una auditoría SEO, hay que saber que vamos a tratar sobre un conjunto de procedimientos que nos van a permitir mantener o mejorar nuestro posicionamiento a lo largo del tiempo.

Lo recomendable es llevarlas a cabo antes de construir cualquier proyecto web. De esta forma, estaremos estableciendo una base solida que permita al proyecto crecer de manera firme y constante pero, generalmente, las auditorías suelen solicitarse cuando el proyecto ya está en marcha pero no termina de arrancar en cuanto a visibilidad.

 

¿En qué consiste una Auditoría SEO?

Una auditoría SEO consiste en evaluar paso por paso y detalladamente el estado actual de un proyecto, con el objetivo de identificar errores y oportunidades de crecimiento. También y gracias a la auditoría, dispondremos de un esquema de trabajo priorizando todas las acciones a realizar en función de su impacto en el proyecto, lo que asegura empezar a ver resultados cuanto antes sea posible.

Estas auditorías suelen hacerse en función de un esquema muy preciso que abarca todos los elementos y los agrupa por características. Así, obtendremos una información ordenada y lista para analizar de forma correcta y adecuada a su naturaleza.

Aunque hay muchas maneras de plasmar este esquema, la más frecuente es hacerla en bloques de información y dentro de una estructura similar a la siguiente:

  • Revisión de contenidos y palabras clave.
  • Comprobación de la indexación en las SERP.
  • Verificación del estado de los enlaces y conocimiento del Rank.
  • Medición del rendimiento y verificación de la experiencia de usuario (UX).
  • Evaluación del código fuente y del cumplimiento de los estándares.

Una vez organizada la información básica, hay que proceder a ubicarla dentro del tipo de SEO al que corresponda y comenzar su análisis detallado con las herramientas y los conocimientos necesarios para obtener resultados fiables.

 

¿Por qué es tan importante?

La relevancia de una auditoría SEO radica en que comprende y compromete a la totalidad de los elementos que componen una web. Ya sean internos o externos, todos y cada uno van a pasar por una criba en cuyo resultado hay que aplicar la objetividad.

Es la única forma que tenemos de saber si estamos usando una estrategia de posicionamiento válida o no. De serlo, sabremos que hay que continuar avanzando en la misma línea y, de no serlo, conoceremos nuestras debilidades y podremos erradicarlas.

 

Pasos a seguir durante la auditoría

Aunque no existe una metodología única ya que cada proyecto es único, vamos a tratar de especificar todos los puntos que consideramos indispensables revisar, dividiéndolos en dos aparatados:

SEO on-page y SEO off-page

 

SEO on page

Este tipo de SEO es el que se aplica a cada una de las páginas, entradas, imágenes, llamadas a la acción, categorías, etc, que componen internamente nuestro sitio. Todo es factible de ser optimizado y, debido a esto, una auditoría es una tarea ardua y que requiere tiempo, pero muy gratificante si nos implicamos en ella al 100 %.

 

Indexabilidad y rastreo

Si las páginas que componen nuestro sitio web no aparecen en los resultados de búsqueda, entonces no podrán ser visitadas por los usuarios que estén interesados en nuestros productos o servicios.

Por ello uno de los primeros pasos puede ser revisar si todos los resultados que son relevantes aparecen en el buscador.

Para revisarlo, podemos hacer una comprobación rápida con el comando site:dominio.com en el buscador de Google, y nos devolverá una estimación del número total de resultados indexados:

Comando site en Google

Para un análisis más profundo o detectar errores de indexación/rastreo, podemos utilizar la funcionalidad Cobertura dentro de la herramienta Search Console de Google:

Infirme Cobertura Search Console

 

La estructura interna

Esto implica analizar todos los componentes que permiten la navegación por el sitio, y que abarca, como poco, el examen de:

  • La organización de los diferentes menús que usemos y su facilidad para conducir al usuario a los puntos calientes decisivos para el cumplimiento del objetivo. Deben ser, además de ser un mapa a seguir, túneles que eviten lo irrelevante y dirijan de forma sutil a la conversión o captación de leads.
  • El correcto enlazado interno y externo entre las entradas y las páginas y el que sale hacia otras fuentes de información. Nunca se debe realizar un enlazado al azar, tiene que ser consecuente con lo que estemos tratando y aportar valor, ya que de otra forma no tendrá validez alguna para el SEO.
  • Verificar que se cumple la premisa responsive. Todos los elementos de navegación deben estar disponibles para que se vean desde cualquier dispositivo. Por tanto, hay que controlar los puntos de ruptura y priorizar siempre el mobile first.

 

Optimización de los contenidos

Otro paso importante es evaluar todo el contenido, que no solamente hace referencia a los textos, incluye todo lo que les acompaña y complementa. Imágenes, tipografías, colores, banners, anuncios, adaptabilidad, etc. Y, por supuesto, las palabras claves, o keywords, que necesitan de trato aparte.

  • Evaluar el contenido para comprobar si es único, actualizado y relevante. Contratar a un profesional para esto es interesante, ya que cuentan con herramientas de las que la gran mayoría carecemos, como por ejemplo detectores de plagio. Nunca el contenido puede exponernos a penalizaciones que tiren abajo lo que hayamos conseguido.
  • Los textos no deben contener faltas, tienen que ser coherentes y escaneables, y hay que elegir siempre una tipografía válida para todos los navegadores y legible para los usuarios.
  • Comprobar que se está siguiendo la pauta de encabezados H1, H2, H3, que marque nuestra guía de estilo y que cumpla la función SEO que cada uno de ellos debe dar a entender a los rastreadores web.
  • En cuanto a las imágenes, además de o ser propias o contar con los derechos de uso, deben tener un título y un alt text comprensibles y relacionados con el lugar en que aparecen. Hay que controlar su peso para evitar demoras en la carga de la página y verificar que cumplen con los tamaños adecuados que exige la plantilla usada para así evitar redimensionados y creación de copias que recarguen la web.
  • Las URL de todos los contenidos deben ser amigables. Esto significa que hay que evaluar los slug de cada uno de ellos para verificar que ni son incomprensibles ni excesivamente largos.
  • Otro punto muy importante es controlar que no haya enlaces permanentes caídos que deriven en errores 404. Esto es frecuente si ha habido cambios de nombres de dominio, en el paso de pruebas a producción o en redireccionamientos mal hechos.
  • Verificar a conciencia el etiquetado HTML para que cumpla los estándares que se indican en el head y comprobar que los elementos meta necesarios, como el title o el description, estén contemplados en la apertura de la cabecera.
  • Es muy recomendable contar con un blog, aunque nuestra página sea estática, ya que es la única forma de conseguir que el proceso de indexación y ranking no se estanque y los buscadores vean novedades que, en definitiva, es lo que quieren.

 

Palabras clave o keywords

Si hay una figura que destaca dentro del SEO es la keyword. A poco que se entienda de posicionamiento, este término es conocido, que no comprendido, por todos. Una palabra clave es la llave maestra que puede abrirnos todas las puertas pero, mal usada, puede provocar errores graves de posicionamiento.

Aquí reside la importancia de tenerlas siempre controladas, ya que a medida que nuestra web crece puede suceder que, en determinados puntos, ya no cumplan con su cometido y haya que rehacer el keyword research.

Optimizar las palabras clave puede resultar algo dificultoso, pues suelen estar diseminadas por toda la web e incluso en sitios que ni recordamos. Por ello, se pueden usar herramientas específicas, como Semrush, Sistrix o True Ranker, que nos ayudarán a conocer el CTR y a detectar un posible, y nefasto, keyword stuffing.

Estos sistemas, aparte de darnos la información sobre su rendimiento y la relación entre ellas, permiten comprobar si la densidad es la correcta y ver si han seguido la tendencia esperada. También serán útiles para mejorarlas, y de ser necesario, planificar nuevas estrategias que impidan la caída de nuestra posición en los buscadores.

Tal y como comentamos, el interior de una web abarca muchos elementos y hay que optimizarlos todos. En definitiva, se trata de comprobar que la arquitectura interna responde a una grata experiencia de usuario sin detrimento de los elementos menos visibles que componen la estrategia SEO on page.

 

SEO off page

Esta expresión recoge todas las acciones que llevamos a cabo con nuestra web de cara al exterior. Son aquellas que implican, de alguna forma, la interacción con terceros que nos va a facilitar posicionarnos dentro de nuestro ámbito o sector.

 

La imagen de marca

Cuando comenzamos nuestro periplo por Internet, casi con seguridad que lo primero que hicimos fue crear una identidad que nos diferenciara de la competencia y por la cual resultáramos conocidos. Esa identidad debemos auditarla por muchas razones, pero hay una en concreto cuyo rastreo y comprobación es ineludible: la reputación que se ha ido cosechando a lo largo del tiempo.

Esta puede no ser buena, y que no lo sepamos. Si en algún momento hemos cometido algún fallo que los usuarios ya asocian directamente con nuestra marca, hay que buscar cuál fue, porqué se originó e intentar solventarlo para que los usuarios no asocien nuestra marca con algo negativo.

En ocasiones, esto resulta imposible, bien porque haya trascurrido mucho tiempo o porque el error fue demasiado grave. En estas situaciones, habría que plantearse un rebranding que eliminara definitivamente esa asociación. Pero esto es un arma de doble filo y muy difícil de anticipar sus resultados, así que ante la constatación de que nuestra reputación no es la esperada, lo mejor es contar con una colaboración experta y neutral que pueda guiarnos en este cambio.

 

Marketing de contenidos

Las estrategias de marketing, con el tiempo, pueden ir quedando obsoletas, sobre todo aquellas que hacen referencia a los contenidos. Cada cierto tiempo salen a la luz nuevas formas y lugares para promocionarlos y es en este aspecto donde debemos centrarnos y ver si están llegando a los nuevos sitios de la manera que buscan los usuarios o si se han quedado anclados en el pasado.

Aquí entran en juego como lugar las redes sociales, los foros y los medios en general y, como forma, destaca el uso de métodos sensoriales para difundirlos. Esto se concreta en el uso de la voz en forma de pódcast y en el uso de la imagen pública de alguien relevante que apoye nuestras campañas, que es el conocido marketing de influencers.

Dentro de nuestras posibilidades, debemos evolucionar y añadir esto a nuestra estrategia de relaciones públicas para no quedarnos atrás y poder mejorar el posicionamiento.

 

Link Building

Esta estrategia es uno de los pilares del SEO off page. Es una técnica que, mediante enlaces entrantes y salientes de calidad, y en una medida adecuada, se conectan nuestros contenidos con otros de la misma temática en sitios de relevancia.

Estos enlaces son rastros que vamos dejando en Google, y otros buscadores, para que nos den mayor importancia a la hora de tenernos en cuenta en su índice. Bien usada es, además de muy útil técnicamente hablando, una forma de hacer crecer nuestra reputación para bien.

Pero en muchas ocasiones el mal uso de sus atributos FOLLOW, DOFOLLOW, anchor text, , o la mala praxis, pueden confundir y no ser útiles en absoluto o incurrir en el incumplimiento de los códigos de buenas prácticas.

 

Herramientas para hacer una auditoría SEO

Sabiendo lo que es una auditoria SEO, no es necesario usar muchas, por lo que podemos conformarnos con las que nunca deben faltar. Estas son las que separen el polvo de la paja y nos muestren la información que estamos buscando de forma clara y concisa.

También nos van a permitir ver el estado global de nuestra web, mostrando lo justo para que podamos comenzar a orientarnos en aquello que nos muestran como erróneo o inconsistentes.

Screaming Frog o SERPStat son dos de ellas y cuentna con las funciones básicas, que en este punto son las que más nos interesan. Agrupadas en un único panel, desde el mismo podemos solicitar una auditoría en la que encontraremos un poco más detallado el estado de los siguientes parámetros:

  • Código de estado HTTP, meta etiquetas, encabezados, contenido, multimedia, indexación, redireccionamientos, enlaces, parámetros del servidor y certificado HTTPS.
  • Cuestiones relacionadas con AMP y con el marcado, además de la velocidad de carga para escritorio y para móvil.

A partir de los resultados ya podremos organizar nuestra propia auditoría y avanzar priorizando aquellas tareas que requieran de atención inmediata con el uso de herramientas específicas como:

 

Conclusiones

Una vez entendido lo que es una auditoría SEO, solamente nos quedaría elaborar un buen informe. Este debe desglosar todas las métricas analizadas junto con las acciones realizadas para calcularlas, los errores encontrados, los aciertos y las medidas a tomar para mejorar el SEO.

Algo muy importante de este informe, es que todas las tareas a realizar estén priorizadas en función de su impacto. De esta forma, seremos más efectivos con nuestro trabajo y veremos antes resultados positivos.

Te Veo Online

Artículos más recientes

Únete a la conversación

Abrir chat
1
¿Dudas? ¡WhatsApp!
¡Hola! Estamos disponibles. Escríbenos vía WhatsApp
👇🏻