Funnel de ventas

El funnel o embudo de ventas es el proceso completo que se traza desde que realizamos una consulta como usuarios de internet (en buscadores, redes sociales o emails) hasta el acto de compra de un producto o servicio que realizamos convirtiéndonos en clientes de una marca a través de su plataforma de comercio electrónico.

Este funnel de ventas puede dividirse en 4 etapas analíticas:

1. Etapa de Contacto: como usuarios de internet reconocemos que tenemos una necesidad y comenzamos a investigar sobre productos y/o servicios que nos puedan ayudar a satisfacerla, por tanto, es aquí donde empezamos a ser impactados por artículos y marcas.

En esta etapa las empresas deben hacerse visibles con el fin de poder impactar a usuarios de internet, que están haciendo búsquedas sobre los productos y servicios que ellos ofrecen, para esto es necesario invertir en actividades de marketing digital tales como posicionamiento, publicidad en redes sociales (Social Ads), publicidad en buscadores (Google AdWords), marketing de contenidos (blog y redes sociales propias), etc.

Los usuarios que muestren interés en lo que las marcas están promocionando, pedirán mayor información, para lo cual dejarán sus datos de contacto. Estos usuarios a los cuales ya se les puede contactar directamente se convierten en leads.

¿Quieres aumentar tus ventas en internet? Contacta con nosotros.¡Estamos para ayudarte!

2. Etapa de Prospección: en ella pasamos de usuarios a leads (clientes potenciales) donde investigamos e indagamos sobre las opciones que ya conocen, por tanto, esta etapa es muy importante para las marcas ya que es el momento en que tienen que mostrar cuál es su valor diferencial frente a sus competidores, con el fin de que los leads reconozcan el producto que se le está ofreciendo como una opción a elegir.

En esta etapa, se deben ofrecer contenidos y material útil e interesante, para empezar a generar una vinculación entre el lead y la marca.

3. Etapa de Calificación: en esta etapa la empresa ya conoce las necesidades específicas del cliente potencial o lead, con lo cual ya puede establecer un contacto directo para ofrecer el producto o servicio más adecuado.

4. Cierre: el cliente realiza la acción de compra.

En muchas ocasiones, este embudo de ventas puede considerar una 5ª etapa relacionada con el servicio Post-Venta en el cual será necesario impactar al cliente para pedir su valoración del proceso o darle respuesta a dudas que hayan surgido tras la compra.

¿Quieres anunciarte en internet? Contacta con nosotros.

¡Estamos para ayudarte!

Acepto las condiciones de uso