Experiencia Autoridad y Confiabilidad SEO EAT

 

EAT en SEO: ¿Qué es y cómo influye en el posicionamiento de un sitio web?

El posicionamiento orgánico en buscadores, más conocido como SEO, es un concepto de vital importancia a la hora de desarrollar cualquier estrategia de marketing digital. Sin embargo, se trata de una disciplina muy amplia y en constante evolución. Uno de los términos asociados a él más en boga actualmente es el de EAT.

¿Sabes qué es?. A continuación te lo explicamos.

 

El EAT en SEO: definición

EAT es el acrónimo de los términos en inglés Expertise (Experiencia), Authoritativeness (Autoridad) y Trustworthiness (Confiabilidad). El concepto empezó a ser utilizado a partir del mes de agosto de 2018, aunque ya existía previamente. En concreto, se analizaba en el documento “Directrices para los Evaluadores de Calidad de Búsqueda” publicado por Google en el año 2013 con el objetivo de ayudar a los desarrolladores de páginas web a comprender lo que el buscador requería de ellas para posicionarlas adecuadamente.

Pero, para entender qué es exactamente el EAT como factor de posicionamiento SEO, es necesario comprender lo que significa cada término del acrónimo:

La experiencia (Expertise)

Implica tener un elevado nivel de conocimientos o habilidades sobre una determinada materia. Eso sí, no a nivel de organización o del propio desarrollador del sitio web, sino a través de la calidad de los contenidos.

Google siempre va a valorar mejor aquellos que hayan sido creados por un experto ya que van a ser más útiles para los usuarios.

 

Contenidos creados por expertos

 

En este sentido, la ‘E’ del EAT SEO hace referencia a dos tipos de creadores de contenidos:

  1. Creadores de contenidos con experiencia formal. Son aquellos con cualificación profesional demostrable. Es decir, poseedores de acreditaciones fácilmente verificables. El buscador les premia especialmente cuando la web trata sobre la industria médica, el sector financiero, la ingeniería o la jurisprudencia, por ejemplo. Esto se debe, fundamentalmente, a que en esos casos aportar información inexacta puede tener graves consecuencias para el lector.
  2. Creadores de contenidos con experiencia informal. Los conocimientos que aportan a través de los contenidos se deben, principalmente, a su experiencia de vida. Por ejemplo, se trata de aquellos que crean un blog de running tras haberse preparado una media maratón o una maratón sin ser profesionales o de quienes hacen reseñas de dispositivos móviles únicamente tras haberlos usado un tiempo.

 

La autoridad (Authoritativeness)

Se trata de un parámetro de corte eminentemente competitivo. En concreto, Google define el concepto de autoridad como la capacidad de una página web de ser confiable dentro de un determinado nicho de mercado.

Pero ¿cómo se consigue?. Estas son las principales claves:

  1. Otros creadores de contenidos ajenos a la página web u otros portales la citan en sus publicaciones.
  2. Páginas web con un elevado EAT incluyen enlaces a la página web en sus contenidos.
  3. Cuando el volumen de búsquedas en Google relacionadas con la página web en cuestión es alto.
  4. Menciones del nombre de la marca o del dominio web a través de las redes sociales o blogs.

 

La confiabilidad (Trustworthiness)

Es el aspecto que más puede controlar cualquier desarrollador de páginas web. De hecho, se consigue a través de una serie de elementos capaces de proporcionar confianza al usuario a la hora de utilizar los servicios ofrecidos por el portal.

 

Confianza

Estos son algunos ejemplos de elementos que influyen positivamente en la confiabilidad:

  1. Inclusión de protocolos de cifrado y seguridad.
  2. Interfaz clara, intuitiva y fácil de usar.
  3. Información de contacto siempre a la vista.
  4. Imágenes de los miembros del equipo que desarrolla la web.
  5. Enlaces a fuentes de confianza.
  6. Sección de información corporativo (‘Sobre nosotros’ o similar).
  7. Posibilidad de configurar y denegar las cookies.
  8. Política de privacidad clara y comprensible.
  9. Pasarela de pago seguro con la mayor variedad posible de métodos (transferencias bancarias, tarjetas de crédito y débito, PayPal, etc.).
  10. Enlaces a perfiles en redes sociales.
  11. Apartado de preguntas frecuentes y chat en vivo.

Crear y mantener esos elementos dentro de una página web está al alcance de cualquiera, pero no es fácil. Por ello, contratar servicios SEO para empresas que se ocupen de ello es una opción a la que cada vez recurren más negocios. Externalizar ese trabajo no solo supone un ahorro de costes, sino también la garantía de que el trabajo se realizará correctamente.

 

¿Cómo de importante es el EAT en SEO?

Google siempre tiene en cuenta el EAT a la hora de mostrar los resultados de búsqueda. Sin embargo, le da más importancia en unos casos que en otros. Por ejemplo, no es lo mismo que estés pasando el rato viendo fotos de perros o gatos haciendo ‘monerías’ a que quieras obtener información acerca de las prestaciones por desempleo, de los alimentos que puedes tomar durante el embarazo o sobre cómo se aplican los tipos de interés en una hipoteca.

Evidentemente, al tratarse de temas muy específicos y que requieren de información veraz, Google se encarga de que los resultados de búsqueda tengan un EAT lo más alto posible. Esa es la mejor garantía de que lo que estás leyendo es 100 % fiable.

Google suele referirse a ese tipo de temas en los que la información veraz es imprescindible con el término YMYL (Your Money or Your Life, que significa, literalmente, ‘tu dinero o tu vida’). ¿El motivo? Los contenidos albergados por la web pueden afectar seriamente a la estabilidad económica, a la seguridad o, incluso a la salud de la persona.

Así que, en caso de que tu página web verse en torno a un tema YMYL, tener un EAT alto es imprescindible. De hecho, puedes olvidarte de competir en los rankings de búsqueda si no es así.

 

Entonces ¿es el EAT un factor de posicionamiento SEO?

Sí… y no. Me explico. Para considerarlo como un factor de posicionamiento SEO per se debería ser un dato tangible que un ordenador pudiese evaluar y comprender. Sin embargo, el EAT no es algo técnicamente cuantificable.

Sin embargo, el algoritmo de Google es capaz de sortear esta traba. ¿Cómo? Pues evaluando una serie de datos que sí son técnicos y tangibles con el propósito de medir el EAT. Pero ni el EAT ni el YMYL al que hicimos referencia anteriormente son conceptos que vayan ligados a una puntuación, algo que sí sucede con la autoridad, por ejemplo.

 

¿Cómo puedes mejorar el EAT de tu página web?

Ya hemos dejado claro en qué tipo de páginas web el EAT es más relevante y cómo influye en el posicionamiento orgánico en buscadores. Así que ahora llega el turno de darte algunos consejos sobre cómo puedes mejorarlo:

  1. Crea la mayor cantidad de enlaces posibles. Eso sí, deben ser de calidad o, lo que es lo mismo, hacer referencia a sitios web que ya poseen un alto EAT. Igual de importante es que tú también los consigas en esos medios. También debes enlazar tus propios contenidos para conseguir que el usuario pase de uno a otro y pase más tiempo en tu portal online.
  2. Actualiza los contenidos. Sobre todo, si tratas un tema YMYL. Imagina que escribes un magnífico texto sobre los últimos cambios laborales en tu país de origen y que funciona muy bien. Si con el tiempo se introducen cambios en la norma y tú no los reflejas en ese artículo, perderá toda su autoridad. También es de vital importancia que agregues nuevos contenidos de forma periódica.
  3. Verifica los datos aportados. Reportando y enlazando siempre a las fuentes de las que los has extraído. Una vez más, es básico que se trate de páginas web de organismos que posean una gran autoridad en Google. Wikipedia es un buen ejemplo.
  4. Consigue reseñas. Por ejemplo, motivando a los usuarios de tu página web a que dejen un comentario tras utilizar tus servicios mediante un sistema de fidelidad o recompensas.
  5. Contrata a creadores de contenidos expertos. Probablemente, aunque tengas amplios conocimientos sobre una materia, te sea imposible abarcarla en su totalidad. Por ello, en momentos puntuales, recurrir a los servicios de alguien que sí domine ese aspecto te servirá para ofrecer contenidos de mayor calidad y mejorar tu EAT.
  6. Enseña tus credenciales. Si eres abogado, médico, ingeniero o posees cualquier otra titulación, muéstralo sin miedo. Esto te reportará autoridad a ojos de Google. Tampoco está de más que consigas una entrada personal y otra corporativa en Wikipedia.

 

Conclusiones sobre la relevancia del EAT en SEO

En definitiva, cuanto más especializado sea el tema sobre el que trate tu página web, más importante será el EAT para tu estrategia de posicionamiento SEO. Es cierto que no se trata de un valor cuantificable como otros, pero sabemos que Google lo tiene en cuenta y disponemos de la información suficiente como para trabajarlo de forma efectiva.

David Aragonés

Fundador y Director de Te Veo Online.

Artículos más recientes

Únete a la conversación

Abrir chat
1
Hola, ¿Podemos ayudarte en algo?
¡Hola! Estamos disponibles. Escríbenos vía WhatsApp
👇🏻